sábado, 23 de agosto de 2014

La era de la comunicación ¿Micropoder?

Reflexiones acerca de los medios y la sociedad...
A lo largo de la historia el hombre ha usado la comunicación como un acto esencial dentro de la constitución de la sociedad. Por este camino ha manifestado sus emociones, sus pensamientos, sus realizaciones y sus gestas. Durante gran parte de la historia esta comunicación fue verbal y no dejó rastros de sus contenidos, aunque si de sus formas en la evolución del lenguaje. Pinturas, papiros, libros, obras de arte han servido de vehículo para transmitir a contemporáneos y generaciones posteriores…

La comunicación es un proceso fundamental y la base de toda organización social. Resulta algo más que la mera transmisión de mensajes: es una interacción humana entre individuos y grupos a través de la cual se forman identidades y definiciones. La comunicación se ha convertido en uno de los paradigmas de nuestros tiempos, reemplazando lentamente al paradigma del progreso, transformando a la información ya en una "verdadera ideología" que nos obliga a comunicar y a equiparnos constantemente.

Esta ‘nueva ideología’ de la comunicación se basa en el libre flujo de información e ideas que es interactivo, igualitario y no discriminatorio. La "libertad de comunicación pública”, entendiendo como pública toda aquella que trasciende la propia individualidad, esto es, como toda comunicación posible. Es decir, que el bien jurídico que se protege con este derecho, no es propiamente la libertad de opinión personal, sino el derecho a comunicar ésta y otros contenidos informativos, tanto en un ámbito público como privado.

Así se deduce del art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU: “Todo ciudadano tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir información y opiniones y difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.
No se trata solamente de un derecho humano fundamental, sino que la libertad de expresión es garantía de la realización y profundización del principio democrático porque no sólo protege un interés legítimo individual, sino que también garantiza el libre flujo de informaciones y con ello, algo que forma parte del interés público: la creación y orientación de una opinión pública libre.

La libertad de expresión es la que posibilita la interactividad de las personas que forman el entramado social; esa interactividad que genera lo que venimos denominando ‘micropoder’.


Design Silvia Noemí Monetti by FUN+ART
http://www.fanda.com.ar