sábado, 11 de abril de 2009

Marketing Aromático


El 75% de nuestras emociones cotidianas estén influidas por lo que olemos. En otros sectores tenemos muchos ejemplos de este tipo: ¿Quien no ha entrado en una una tienda de ropa y ha olido la misma fragancia que en la de otra ciudad o barrio de la misma marca?. Además de identificarla puede persuadir a permanecer más en ella. El ya famoso olor a buen café y bollería recién hecha que emana aroma a través de su horno a la vista del cliente. ¿Por qué tenía la telefonía móvil de LG lanzar un teléfono chocolate?. Pepsi ha perfumado de vainilla los encartes de una revista para promocionar su nueva bebida aromática. En nuestro sector aún es un concepto menos desarrollado y debemos irnos a Sheraton y Hilton para conocer experiencias de este estilo en la línea de lograr realmente un aroma corporativo. En un sector como el hotelero donde cada vez es más importante la limpieza e higiene impecables un aroma bien identificado y logrado puede jugar un papel importante y de distinción de nuestro establecimiento sin tener que recurrir a los desagradables ambientadores que lo que intentan es ocultar el olor a humo del huésped anterior. Empresas como aromamarketing ( es interesante la distinción entre aromas identificativos, asociativos y reproductivos) o Eurofragance dedican su actividad a proyectos de este tipo. Conseguir diferenciar las plantas de un hotel no sólo en estilo sino en fragancia. ( mar, aire, madera, ...). Aromatizar el pasillo o hall de acceso al Spa con agradable incienso. Lograr un aroma corporativo que se perciba enseguida al entrar en nuestro establecimiento. Jugar con el aroma a naranja fresca y café molido en el desayuno. Aprovechar un mailing para incluir una tarjetita que desprenda el aroma del lugar o de una planta típica de la región. Son muchas y muy variadas las posibilidades que este mundo ofrece y sin duda puede tener un recorrido interesante. Estaremos encantados en compartir experiencias de este estilo entre nosotros.